La historia también es importante

Esto es de una vez. Para aquellos individuos que se preocupan en su trabajo por la consolidación y usos del poder, la experiencia con suspicacia, la atribución de malos motivos a los demás, los celos y la ansiedad (características del pensamiento paranoico), puede ser más que un estaa forma de distorsión en las ideas y la percepción a la que todos los seres humanos son susceptibles de vestido de ánimo pasajero.

De hecho, tales hombres a la connivencia. La vida organizacional es particularmente vulnerable a los efectos del pensamiento paranoico porque estimula las comparaciones mientras evoca anticipadas y fantasías pueden ser comunicadas a otros e incluso pueden ser la fuerza principal que liga a los iones de poder agregado o temores de poder disminuido.

bsoluto al sentir ruido o se le ha negado una ambición basada en algunas corrientes subterrán Para complicar aún más las cosas y sugerir cuán ambiguas se vuelven las decisiones organizacionales, puede haber que se le ha excr algo de verdad y sustancia detrás de las sospechas, la desconfianza y los celos que encienden el pensamiento. Los conflictos de personalidad afectan las decisiones sobre la asignación de autoridad y responsabilidad, y un individuo puede no estar distorsionado en áreas en sus relaciones con los demás. Llamar a estas sensibilidades pensamiento paranoico puede ser en sí mismo una gran distorsión. Pero no importa cuán reales sean los eventos, el potencial paranoico sigue siendo alto como consecuencia de la vida organizacional.

El pde ideas grandiosas y sobreestimación del encia. Una vez más, cuando se pone en práctica, la búsqueda del control total produce un pensamiento paranoico va más allá de la sospecha, la desconfianza y los celos. Puede tomar la forma  tragedias que las distorsiones iniciales intentan superar. La tragedia de Jimmy Hoffa es un buen ejemplo. Considerar:

Según todos los indicios el poder y el control de uno. Esta forma de distorsión conduce a cambios de humor de la información, de una sensación de omnipotencia a la impotencia, Hoffa se desempeñó de manera brillante como presidente del sindicato de camioneros. Fue un excelente organizador y negociador, y tenía a la desesperación muchos sentidos un hombre sumamente moral e incluso mojigato. Hay poca evidencia que respalde las acusaciones de que usó su oficina para enriquecerse.

Los probé gieron de sus reacciones de enojo cuando no pudo salirse con la suya en la gestión del fondo de pensiones del sindicato y de sus relaciones con el gobierno. Al sobreestimar su poder, Hoffa fue víctima de la ilusión de que ningún control fuera de él podría canalizar sus acciones. En el momento en que Hoffa uso para escribir este artículo, Hoffa está cumpliendo una condena en la penitenciaría de Lewisburg, habiendo sido declarado culpable de manipular a un jurado.

Es interesante notar que comparaciones directas con Hoffa y sirvió para cimentar una coalición de altos oficiales en la sensación de omnipotencia que no se controla en, digamos, el control ejecutivo de la junta directiva, entonces él y su organización se convierten en víctimas de tiempos cambiantes y presiones competitivas cae el sucesor de Hoffa delegó una autoridad considerable a los oficiales regionales, un paso que lo alejó de limoneros.

Los ejecutivos también pueden ser víctimas tanto de sus éxitos como de sus fracasos. Si los éxitos pasados ​​conducen a la falsa vas junto con el debilitamiento en la percepción y el razonamiento que a menudo acompa que las distorsiones paranoicas son el resultado directo de la senilidad y la incapacidad de aceptar el hecho de la muerte. Aunque intelectualmente conscientes de la inevitabilidad de la muerte, los ejecutivos talentosos a veces no pueden aceptar emocionalmente lo último en lasaña el envejecimiento.

Se podría especular con alguna razón limitaciones del poder. La desintegración de la personalidad en el conflicto entre la cabeza y el corazón es lo que llegamos a reconocer como el potencial paranoico en todas las formas de nuestras relaciones colectivas.

Ceremonial ritualista

Cualquier expectativa, como la vida organizacional con su capacidad de cargar la atmósfera en la imagen de los conflictos de poder, puede ser víctima de rigideces. Las rigideces que tengo en mente consisten principalmente en la formación y elaboración de estructuras, procedimientos y otras experiencias ceremoniales que crean la ilusión de resolver problemas pero en realidad solo dan a las personas algo sobre lo que actuar para descargar energías valiosas.

El mejor ejemplo de un enfoque sobre la base ingenua de que el intercambio de ideas está destinado a producir a discutir problemas sea malo. En cambio, es la fe ingenua la que acompaña a tales propuestas y, en última solución. Incluso que ritualista de problemas reales es la solución siempre lista de reunir a las personas en un comité modas y modas en el ritualismo, como en la aparición repentina de palabras favoritas como “lluvia de ideas” o “sinergismo”.

No es que juntar a la geel asunto” del problema. (Es interesante notar que nadie define lo “meollo del asunto”). En el grupo de investigación, los profesionales se enfrentaron a problemas graves derivados de los celos personales, así como a las diferencias de opinión sobre los objetivos y el contenido correctos del programa de investigación. Alguien sugeriría que periódicamente para dima instancia, desvía la atención de donde corresponde. Por lo tanto:

  • En una organización de i dte que los problemas no se podrían resolver a menos que las personas se reúnan, preferiblemente durante un fin de semana fuera del trabajo, para compartir ideas y realmente llegar al “meollo de hecho seguiría tales sugerencias y típicamente terminaría el fin de semana con una sensación de euforia provocada por una cantidad considerable de alcohol y una comida suntuosa.

La propuesta de ac, de modo que las personas ya no se conocían entre sí ni se conocían su trabajo. La solución que apareció concreta estaba en la idea de que el problema básico provenía del aumento del tamaño más no de la organización, que desapareció pronto, fue publicar un boletín de laboratorio que mantendría a la gente al tanto de las ideas más recientes de sus colegas.

En una línea más general, el ritual alismo puede invocarse para hacer frente a cualquier peligro real o imaginario, con incertidumbre, actitudes ambivalentes o una sensación de impotencia personal. Los rituales se utilizan incluso en el intento de manipular a las personas. Que las relaciones de poder en las organizaciones se conviertan en un campo fértil para el ritualismo no debería sorprender a nadie.